No solo libros, colegios también imponen marcas de útiles escolares

0
1355

El congresista Renán Espinoza denunció que hay centros educativos, cuyas listas generan algunas suspicacias. El escritor Javier Arévalo criticó la modalidad del Plan Lector

Al negociado que existe entre los colegios y algunas editoriales para imponer la compra de libros, se le ha sumado que hay centros educativos que ‘sugieren’ qué marcas de cuadernos, reglas e incluso lapiceros y colores deben adquirir los padres de familia para sus hijos, así lo denunció el legislador de Perú Posible Renán Espinoza.

El presidente de la Comisión de Educación del Congreso mostró la lista de útiles de algunos colegios, cuyos nombres no reveló para no afectar las investigaciones que realiza. En estos documentos se ve claramente que exigen que los alumnos tengan cuadernos caros.

Los representantes de los colegios no pudieron explicar por qué incluyeron en sus pedidos las marcas. “Hemos puesto Norma, porque realmente cualquier marca es igual para nosotros. La hemos considerado porque los papás preguntan si es necesaria esta marca. Les decimos que depende de ellos”, indicó una de las voceras al noticiero “Abre los ojos”.

Lo curioso es que los cuadernos que solicitan cuestan más de 4 soles mientras que la marca más barata y que tiene similares características está a 2.20 soles.

PLAN LECTOR EN OBSERVACIÓN

Por su parte, el escritor Javier Arévalo criticó la forma cómo se aplica el Plan Lector, que establece que los estudiantes deben leer un libro por mes.

Él afirmó que los directores pactan con una editorial los textos literarios que los alumnos por obligación deben leer.

“Si al chico no le gusta el libro no lo puede cambiar, porque ya hay un trato. Además, el papá lo presiona porque gasta dinero al comprarlo. En lugar de animar a leer a los estudiantes los desaniman”, agregó.

Sostuvo que si los colegios muestran una lista única de una sola editorial “es porque esa institución le ha cerrado el paso a otras empresas, porque ha escogido a la que le deja más ganancias”.

“Usamos libros de textos que no sirven para nada. Solo sirve para que los padres gasten 120 soles cada año”, acotó.