La testosterona combate la obesidad masculina

0
1430

Un estudio presentado durante el XIX Congreso Europeo de Obesidad en Lyon (Francia) reveló que la testosterona no sólo impacta en el desempeño sexual de los hombres sino que también se relaciona con el peso de los hombres.

El sobrepeso y la obesidad masculina a partir de los 40 años de edad podrían reducirse a través de la regulación de los niveles de testosterona, hormona cuyo déficit tiene relación directa con el incremento de peso en los varones.

Así lo confirmó un estudio presentado durante el XIX Congreso Europeo de Obesidad en Lyon, (Francia) y en el que se demostró que la principal hormona masculina no sólo está directamente vinculada a las funciones sexuales.

De acuerdo con el Dr. Farid Saad, médico investigador de Bayer AG en Alemania, en el estudio participaron 251 hombres con una edad promedio de 61 años que presentaban disfunción eréctil asociada a Deficiencia de Testosterona.

Según explicó el especialista, a los hombres que comenzaron a recibir la administración de Undecanoato de Testosterona –terapia de reemplazo hormonal– durante tres meses, obtuvieron reducciones significativas en su peso y pérdida de grasa corporal.

«De los 251 hombres que participaron en el estudio, 95 por ciento tenía sobrepeso u obesidad, pero en cinco años perdieron un promedio de 16 kilos cada uno, mientras que la circunferencia de su cintura media se redujo de 107 centímetros a 98 centímetros», manifestó el Dr. Saad.

El experto apuntó que la terapia inyectable de Undecanoato de Testosterona demostró además otros beneficios, entre ellos la reducción del índice de masa corporal, colesterol y de los niveles de glucosa en la sangre.

El Dr. Miguel Gil Flores, investigador en el campo de la salud masculina, destacó que los anteriores son hallazgos muy importantes si se considera que el Déficit de Testosterona, se asocia con el desarrollo de síndrome metabólico, ocasionado por la resistencia a la insulina.

Este mal promueve además la presencia conjunta de obesidad central, hipertensión arterial, intolerancia a la glucosa, niveles elevados de triglicéridos y bajo índice de colesterol HDL «Bueno».

«De acuerdo con el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism existe una correlación entre peso corporal y cantidad de testosterona: mientras mayor es el peso, menores son los niveles de la hormona masculina.

Asimismo, en el comunicado de prensa se indica que un tercio de los hombres con diabetes tipo 2 padecen hipogonadismo o Déficit de Testosterona, lo que aumenta el riesgo de sufrir un infarto del corazón o un accidente cerebrovascular», abundó el Dr. Gil Flores.

Aunado al síndrome metabólico, el Dr. Gil Flores reveló que la Deficiencia de Testosterona impacta en el desempeño sexual de los hombres, al afectar la capacidad eréctil, disminuir el deseo y la frecuencia de relaciones íntimas con su pareja.