Condenan a 30 años de cárcel a profesor que abusó sexualmente de tres niños en Piura

1
1398

A 30 años de pena privativa de la libertad fue condenado el profesor de educación física Hedí Cristian Cruz Alburquerque por haber abusado sexualmente a tres niños, cuyas edades oscilan entre 11 y 13 años, en la provincia de Sullana, en Piura, informó hoy el Ministerio Público.

De acuerdo a las investigaciones, los hechos se produjeron entre el 20 de febrero y el 10 de marzo. Los peritos psicológicos probaron que el imputado tuvo relaciones sexuales con los menores. Asimismo, por desempeñarse como entrenador existía una relación de dependencia, lo cual es una agravante.

Según el Ministerio Público, el imputado no reconoce la gravedad de la falta y lo asume como algo natural y normal, y siendo un infractor primario le corresponde la pena mínima, que es de 30 años, según el artículo 173º del Código Penal.

El juzgado Penal Colegiado de Sullana dispuso que durante el tiempo de la sentencia, Cruz Alburquerque reciba tratamiento terapéutico, pague 10,000 nuevos soles de reparación civil, mientras que los menores deberán recibir tratamiento psicológico para superar el trauma y daño causado.

Dicho juzgado está integrado por los magistrados Carlos Valdés Rojas, Marco Iyo Valdivia y César Albújar Chunga, quienes coincidieron con la acusación penal de 30 años de cárcel, solicitada por el fiscal Manuel Uriarte Aguirre.

Vía: Andina

1 OPINIÓN

  1. Desgraciadamente estos hechos deleznables no son de ahora, yo trabajé en el sector educación, departamento legal, y he conocido de muchos casos de profesores y auxiliares de educación que cometieron atrocidades con niñas y niños de los colegios de la serranía de la libertad, esto en el primer gobierno del gordovago (alan), y saben cuál era su castigo mientras seguía el proceso administrativo, destacarlos a la sede de la Drel, haciendo labores administrativas mientras se resolvía el caso, que casi nunca fueron realmente castigos, porque se pasaban la gran vida como si nada, realmente un tremendo asco, pasado el tiempo eran nuevamente retornados a sus labores, pues los salvaba el hecho de ser apristas, así es y era el partido de la estrella.

Comments are closed.