Asistencia mayoritaria de docentes hubo en prueba de especialidad para incorporación a CPM

0
1334

En un ambiente de total normalidad, más de dos mil 700 docentes se sometieron a la prueba de especialidad del Programa de Incorporación a la Carrera Pública Magisterial 2011-II, lo que representa un nivel de asistencia del 97.4 por ciento del total de aspirantes inscritos a nivel nacional.

El ministro de Educación, Víctor Raúl Díaz Chávez, supervisó la marcha del examen desde muy temprano en uno de los 39 locales dispuestos para tal fin. El funcionario llegó hasta la Institución Educativa Alfonso Ugarte de San Isidro, a donde debían acudir 208 profesores para rendir la prueba correspondiente y desde allí monitoreó el desarrollo de la evaluación a nivel nacional.

Díaz Chávez mostró su satisfacción por la gran participación de los docentes en la evaluación. “Ésta es una prueba de especialidad, tenemos más de 2 mil 800 profesores y lo importante es el nivel de participación; están asistiendo sin ninguna alteración, sin ninguna preocupación y sin posibilidad de disturbios”, agregó.

El titular del Educación manifestó que la Ley de Carrera Pública Magisterial es un proceso que permite poner en práctica una cultura de la evaluación para que sea el mérito, la calidad profesional y el desempeño, los requisitos y condiciones para que los maestros tengan un mejor tratamiento.

“Cada vez se está asentando má el proceso de evaluación gracias a la intervención especializada, responsable y expeditiva de los operadores técnicos como es la Universidad Esan y el INEI que garantizan el desarrollo de estos procesos”, detalló.

Sostuvo que no se pueden tener sistemas educativos de calidad sin maestros de calidad, tomando en cuenta que la calidad de estos está relacionada directamente con la calidad de la enseñanza, la cual –dijo- es la variable interviniente de mayor importancia para los aprendizajes.

“Con calidad de docencia, habrá calidad de aprendizajes y calidad de alumnos”, refirió el titular de Educación.

Balance educativo

Díaz Chávez resaltó que las políticas aplicadas por el gobierno del presidente Alan García, impulsadas por el anterior ministro de Educación, José Antonio Chang y continuadas en la actualidad por su despacho, ha permitido que la educación salga del “marasmo” en que se le encontró y se coloque ahora en una situación expectante.

“El Perú es un país que acaba ser declarado libre del analfabetismo, al haber logrado reducir la población que no sabe leer ni escribir por debajo de los estándares mundiales aceptados como puntos de referencia y muy por debajo del acuerdo establecido con la Organización de Estados Iberoamericanos en  Brasil hace dos años”, resaltó.

En el referido acuerdo se estableció que un país estaba libre del analfabetismo si tenía como máximo un 5% de su población en esas condiciones.

“El Perú ha bajado a 2.8% lo cual pone en evidencia que hemos aplicado un programa nacional que redimió a más de dos millones y medio de peruanos que estaban marginados de un mundo de comunicación”, detalló.

En ese contexto recalcó que la continuidad permitirá consolidar lo logrado y profundizar en el futuro otros alcances.

“Como ejemplo podemos observar lo que ocurrido en otros países. Finlandia es la consecuencia de 30 años de persistencia en políticas educativas que al final cambiaron su rostro, lo mismo que en Corea y en Israel”, explicó.

“En educación solamente las políticas de largo plazo dan resultados”, subrayó Díaz Chávez