Sugieren universalizar educación inicial e involucrar más a padres en aprendizaje de hijos

0
1350

Avanzar más rápido en comprensión lectora como en matemáticas; universalizar la cobertura educativa en la primera infancia; e involucrar más a los padres de familia en el proceso educativo son los retos más urgentes que deberá atender el nuevo gobierno para elevar la calidad de la enseñanza, sostuvo el presidente del Consejo Nacional de Educación (CNE), padre Jesús Herrero Gómez.

Afirmó que si bien se sigue el camino correcto, trazado por el Proyecto Educativo Nacional, hace falta afianzar aquellas iniciativas que apuntan a mejorar la calidad educativa y hacer los ajustes que sean necesarios para lograr que, lo más pronto posible, todos los estudiantes del país entiendan lo que leen y alcancen los niveles deseados en matemáticas.

En ese sentido destacó el establecimiento de una línea de base, a través de la evaluación censal, para conocer cómo se encuentra el nivel de preparación de los docentes y el nivel de aprendizaje de los alumnos de la escuela pública.

Asimismo, Herrero Gómez remarcó la importancia de invertir en el recurso humano mediante la capacitación y el establecimiento de una Carrera Pública Magisterial basada en la meritocracia y que permite a los profesores tener una mejor remuneración y reconocimiento social.

Sin embargo consideró que si bien la capacitación es muy importante en la mejora de competencias académicas, no es conveniente “saturar” al docente ni a ningún otro profesional con muchas horas de estudio que terminan restándole el tiempo que debe dedicar a compartir con su familia y a la sana distracción como todo ser humano.

Educación inclusiva e integral

El titular del CNE resaltó también los avances alcanzados en materia de educación inclusiva, incorporando a alumnos con habilidades diferentes a las escuelas públicas; así como el enfoque integral de la educación más allá de la adquisición de conocimientos.

Este enfoque –dijo- implica el cultivo del arte en sus diversas manifestaciones mediante la celebración de los juegos florales, y el deporte mediante las olimpiadas escolares que contribuyen no solo a estimular la práctica deportiva, sino contar con gente saludable y alejada de flagelos sociales como las drogas y el pandillaje.

“Hay que seguir por ese camino y por eso necesitamos, sobre todo en la escuela pública, maestros preparados que sepan acompañar el buen proceso de aprendizaje de sus alumnos, quienes son la razón de ser de la educación”, subrayó.

Inversión en función del PBI y por alumno

Respecto al presupuesto que debería asignarse a la educación en el país, Herrero Gómez opinó que la asignación en función del Producto Bruto Interno (PBI) –no menor al 6%- y la inversión por alumno deben armonizarse, porque con ambos enfoques se logra destinar más recursos y ello permite avanzar mejor hacia el propósito de elevar la calidad educativa.

“Los países que han invertido más en la educación, tanto en función del PBI como por cada estudiante, han obtenido mayores avances en sus logros de desempeño y aprendizaje”, expresó.

Universalizar cobertura en primera infancia

Herrero Gómez consideró también que es fundamental hacer los mayores esfuerzos gubernamentales para universalizar la cobertura educativa en la primera infancia, asegurando un adecuado aprestamiento para que los niños y niñas menores de seis años puedan continuar estudiando sin dificultades en Primaria y Secundaria.

En ese sentido, señaló que el desafío en este tema es brindar una mayor cobertura y calidad, especialmente en las zonas urbano-marginales y rurales, donde los esfuerzos han sido hasta el momento insuficientes, pese a que en esos sectores vive un gran porcentaje de infantes que demandan este nivel educativo con personal idóneo.

Agregó que esta cobertura educativa debe ir acompañada de una adecuada atención en salud y nutrición, dado que el organismo de los infantes está en plena formación y por ello requiere estar en las mejores condiciones alimentarias, físicas y mentales posibles para desarrollar su aprestamiento escolar. 

Se necesita padres de familia más activos

El titular del CNE sostuvo también que el proceso educativo necesita de una participación más activa de los padres de familia, quienes están llamados a ser los primeros formadores de sus hijos en sus hogares, trasmitirles valores y estar pendientes del aprendizaje alcanzado en el aula. Asimismo, dialogar con los profesores y colaborar con ellos para que el alumno cumpla con sus tareas escolares y se sienta siempre motivado a estudiar.

Por ello, opinó que si bien los padres de familia tienen derecho a estar vigilantes del buen desempeño de profesores y directores en el colegio, no deben caer en el extremo de la desconfianza y de “sospechar de todo y de todos”, propiciando en ciertos casos reacciones violentas en las que, lamentablemente, se ven involucrados los propios alumnos.

Fuente: Andina