Más de 180 mil estudiantes reconocen que necesitan tratamiento por consumo de alcohol o drogas

1
3256

Una forma efectiva de proteger a adolescentes y jóvenes del consumo de drogas es haciendo que los padres de familia ejerzan mayor control y tengan una fluida comunicación con sus hijos, afirmó hoy Devida, al advertir que 180 mil estudiantes reconocen que necesitan tratamiento por consumo de alcohol o drogas.

Rómulo Pizarro, presidente ejecutivo de ese organismo antidroga, recomendó fortalecer el programa de prevención Familias fuertes: amor y límites, promovido por su institución, el cual está dirigido a padres, profesores y los propios alumnos de los colegios de Lima y diversas regiones del país.

Señaló que las cifras reveladoras del III Estudio Nacional sobre Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Secundaria, presentado recientemente, están literalmente demandando la necesidad de emprender acciones inmediatas desde los hogares, los colegios y también desde instituciones del sector Salud, Educación; los gobiernos locales y la PNP para proteger a los adolescentes y jóvenes en riesgo de caer en el consumo de estupefacientes.

“Los padres se han quedado con la idea del efecto de ‘ojos rojos’ de la marihuana, cuando actualmente existen otras drogas más letales que casi no se notan en el joven.”

El consumo de drogas ilegales se incrementó en 18.9 por ciento, y el 60.5 por ciento de los consumidores actuales de bebidas alcohólicas ya presentan consumo problemático, que es el uso recurrente de drogas, asociado a trastornos de conducta, agresividad, depresión, bajo rendimiento escolar.

Según la investigación, más de 180 mil estudiantes reconocen que necesitan tratamiento por consumo de alcohol o drogas. “Pero esta situación se agrava cuando, según el estudio, el 45 por ciento del tratamiento se realiza en clínicas privadas, comunidades terapéuticas y grupos de autoayuda, y sólo el 23 por ciento en centros públicos. Así, buena parte de los 20,000 escolares que debieron ser internados el último año por drogas no lo fueron en el sistema de salud.”

Refirió que la línea gratuita, sobre consejería y prevención al consumo de drogas, Habla Franco (0800-44-400) confirma el tema de la necesidad de tratamiento demandado por los jóvenes, al haber reportado 22,000 llamadas recibidas a la fecha.

La mitad de las llamadas fueron realizadas por adolescentes y jóvenes de 12 a 24 años; el 34 por ciento de las llamadas recibidas fueron realizadas por madres de familia y sólo el 7 por ciento por los padres.

Pizarro señaló que en la página web de Devida se encuentra la versión total del estudio, a disposición de autoridades competentes, padres de familia y profesores.

1 OPINIÓN

Comments are closed.