LONCHERAS DEBEN CUBRIR PARTE DEL ALMUERZO SI NIÑOS ESTUDIAN JORNADA ESCOLAR COMPLETA

0
3209

Las loncheras escolares, además de ser balanceadas, tienen que ser lo suficientemente consistentes porque, en algunos casos, cuando el niño estudia la jornada escolar completa, es decir más de siete horas, estos alimentos deben cubrir parte del almuerzo.

Así lo sostuvo de la nutricionista Roxana Fernández, quien señaló que  la elaboración de una lonchera escolar debe tener en cuenta el tipo de actividad que desarrolla el niño, la edad del mismo y las horas de clase que tiene diariamente. “Para armar una lonchera es necesario considerar que sus elementos deben contribuir a reponer las energías gastadas por el niño en el día y aunque no reemplaza al desayuno ni al almuerzo, si debe, en casos en que el escolar estudie una jornada completa, cubrir parte del almuerzo”, anotó la especialista en diálogo con la agencia Andina.

Fernández, quien es decana del Consejo Regional IV del Colegio de Nutricionistas del Perú, indicó que la lonchera base tiene que incluir mucha agua, frutas y verduras, lácteos o cárnicos que proporcionan las proteínas y algo de carbohidratos.

Entre los lácteos, mencionó además de la leche, el yogurt y los quesos. En cuanto a carnes, señaló que se puede incluir pan con asado, con pollo deshilachado o jamón de pavo.

Las frutas pueden incluirse enteras o en jugos y el pan debe ser de preferencia integral, aunque también se pueden considerar las hojuelas de cereales.

Otras opciones son los budines, flanes, leche asada y gelatinas preparadas en casa. También el maní, las pasas y las pecanas que son frutos secos muy energéticos, así como el trigo atómico, kiwicha pop, quinua pop y barritas de cereal.

Es importante, según la especialista, que los niños consuman refrescos hechos en casa, como agua de piña, de maracuyá o de manzana, pero con bajo nivel de azúcar y no los néctares que vienen en cajas, ya que contienen mucho dulce,  aditivos y colorantes que, en algunos casos, generan alergias.

Evitar mayonesa, gaseosas y golosinas

Fernández manifestó que no es recomendable incluir en las loncheras escolares mayonesa, gaseosas, refrescos en caja, bocaditos, así como caramelos, fruna, chupetes y chocolate en exceso.

“Estos productos pueden ser consumidos por los niños, pero solo una vez al mes o una vez cada quince días, pero no por más tiempo”, opinó