El hampa se expande al ciberespacio

0
1334

Pornografía infantil, hurto de fondos y extorsión son los delitos más frecuentes en Internet, convirtiéndose en una ‘zona’ peligrosa.

Roxana tiene 10 años y hace poco ha sido víctima de violación sexual. Su agresor la contactó por Facebook haciéndose pasar como otra inocente niña que quería tener más amigas. Se citaron en un parque. Roxana llegó sola y su ‘ciberamiga’ resultó ser un hombre de más de 30 años que la obligó a subirse a un auto, la llevó a un cuarto y abusó de ella. Luego, el sujeto colgó un video del repudiable acto en una página web. Dos delitos cometidos utilizando las redes sociales del Internet.

El coronel Óscar Gonzales Rabanal, jefe de la División de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional, afirma que el hampa se ha apoderado de la red y a través de ella ya cometen todos los delitos, salvo el homicidio.

En un inicio, cuando el uso del Internet recién se hacía masivo, se descubrió que pedófilos y violadores acechaban en la red. Pero poco a poco ésta se ha convertido en una ‘zona’ más peligrosa porque desde allí muchos han sido estafados, asaltados, extorsionados, chantajeados, etc.

Los detectives de la Divindat refieren que los hampones cada vez más prefieren usar Internet para cometer sus fechorías porque no son vistos, pueden borrar su ‘rastro’ y se arriesgan menos.

DELITOS MÁS FRECUENTES. El coronel Gonzales informa que en lo que va del año, su departamento ha recibido más de 500 denuncias y se ha logrado detener a 18 personas.

El oficial explica que los delitos más frecuentes que se cometen con ayuda del Internet son: las violaciones (luego de establecer contacto a través de chats o foros), las extorsiones y los robos de cuentas bancarias.

Del total de las denuncias recibidas entre enero y junio, 226 han sido por hurto de fondos. La modalidad más usada por los ‘marcas 2.0’ consiste en enviar falsos correos para instalar programas ‘espía’ en la computadora de su víctima.

Para que el destinatario abra el link adjunto, suelen indicar que el correo contiene temas de interés, como, por ejemplo, un video de Hugo Chávez en el hospital.

Como la mayoría de personas es curiosa, abre el enlace y, sin saberlo, ya instaló el programa que permitirá a los delincuentes acceder a las cuentas, claves y demás información que se almacene en la computadora.

Si la persona ingresa a sus cuentas bancarias vía on line, lo más probable es que sufra un ‘asalto virtual’, pues los hampones harán una transferencia electrónica de sus fondos a otra cuentas.

El despojo de su dinero no es lo único que los ladrones realizan. Mediante encuestas vía online ellos recogen información confidencial de la persona para luego asaltar sus viviendas o secuestrarlos.

El jefe de la Divindat invocó a quienes hayan sido víctimas de cualquier tipo de delito por Internet que se acerquen a la Dirincri a denunciarlo. Asegura que ya se cuenta con alta tecnología para capturar a estos sujetos.

MÍNIMA PROTECCIÓN. Pero ¿por qué las personas son presas fáciles de estos delincuentes cibernéticos? El ingeniero Juan Lema, director de Social Media Group, nos da una explicación: los usuarios de las redes sociales solamente utilizan entre 10 a 15% de las opciones de configuración de privacidad que se ofrecen. Aseguró que la mayoría de cibernautas saben poco de asuntos como la privacidad de la información y políticas de privacidad.

“Tenemos que aprender de redes sociales, porque el Internet no retrocederá, hemos entrado a un Internet social. No desaparecerán los comentarios, se van a complejizar. El tema es hasta cuándo vamos a esperar para aprender”, sostuvo. Están advertidos. Depende del usuario protegerse para no ser blanco del hampa ‘2.0’.

Fuente: Perú 21