Congresistas salientes piden cobrar vacaciones truncas

0
1262

Los congresistas no quedarían contentos con cobrar en julio 141 mil soles los 25 reelegidos, y 125 mil los que se despiden. Además de ello, haciendo oídos sordos a las críticas de la población y a la baja aprobación que tienen, los parlamentarios han planteado a la Mesa Directiva el pago de una compensación extraordinaria por vacaciones no gozadas en sus cinco años de gestión.

El presidente del Parlamento, César Zumaeta, confirmó el pedido bajo la figura de  indemnización a los 120 legisladores.

“Como ya no se cobra vacaciones ni escolaridad (un sueldo por cada concepto) están fijándose una especie de compensación extraordinaria”, explicó a la prensa.

Días antes, un grupo de legisladores de varias bancadas pidió debatir la propuesta, aunque no existía un pedido formal. “Lo resolverán la Mesa y los portavoces, porque es un tema de julio”, dijo Zumaeta.

Recordó que en el gobierno fujimorista la gestión de Martha Hildebrandt dio un pago similar y que incluso los sueldos llegaban a S/. 25 mil con los gastos operativos.

César Zumaeta precisó que los parlamentarios cobran 14 sueldos al año pero no vacaciones ni escolaridad por una ley dada durante la presidencia del congresista Henry Pease, periodo 2001-2006.

Todos cobrarán

La polémica propuesta se sumó al controvertido cobro de gastos de instalación y desinstalación (dos sueldos de S/. 15.600, es decir, S/. 31.200 en total).

Aunque algunos legisladores han señalado que no cobrarán este monto, lo concreto es que hasta el momento ninguno ha formulado por escrito a la Oficialía Mayor su renuncia a este pago que figura en el presupuesto del Parlamento.

“Si cinco congresistas no quieren cobrar, no se puede quitar el derecho a todos. Si los de Lima tienen la voluntad (de no cobrar), que manden su carta  a Oficialía, pero que no hagan política de eso”, pidió  Zumaeta.

El titular del Parlamento fue más directo en este asunto, pues dijo que algunos dicen que no van a cobrar, pero finalmente sí lo hacen.

“Ya hemos visto algunas experiencias con congresistas que han dicho que no iban a cobrar, pero después de algunos meses o un año aparecen cobrando; sencillamente, manden una carta al Oficial Mayor y digan ‘yo no voy a cobrar hoy, mañana ni nunca’, porque eso resulta más creíble que estar opinando porque no prescribe el derecho”, enfatizó.

Cierto, en el año 2006, algunos legisladores, incluso del partido de Zumaeta, el Apra, anunciaron su renuncia al cobro, pero el pedido no se formalizó y todos cobraron.

Lo que se pagará

Este mes de julio, los 25 congresistas reelectos cobrarán cinco conceptos: Sueldo (S/.15,500 menos descuentos), gratificación (un sueldo), instalación y desinstalación (dos sueldos) y CTS (cinco sueldos), además de bonificación por asignación (ex gastos de representación que llegan a S/. 7.000). Todo ello suma S/. 141.000.

En el caso de los que no fueron reelegidos, solo dejarán de cobrar el sueldo de instalación, es decir, más de 125 mil soles.
Si prospera la compensación extraordinaria (que podría ser un sueldo por año), el monto de dinero a depositar en las cuentas de los legisladores superaría los 220 mil soles.

Según la Mesa Directiva, a los congresistas provincianos les asiste el derecho a cobrar instalación y desinstalación. El debate es con los de Lima, nuevos y reelectos. A la fecha, ninguno ha renunciado por escrito, aunque sí ha manifestado su voluntad de no cobrar.