Colegios deben cumplir pautas que complementen higiene personal del alumno en el hogar

0
1656

Los colegios del país deben seguir pautas que complementen la higiene personal del alumno en el hogar y corresponde a los padres de familia verificar el cumplimiento de las normas de higiene en las escuelas.

Así lo sostuvo el médico Edgar Ruiz Semba, quien señaló que las guarderías y los colegios son focos de contagio del 90 por ciento de las enfermedades que adquieren los niños cuando entran en contacto con otros pequeños.

“La cantidad de horas que pasan allí y los juegos permiten a las enfermedades contagiosas transmitirse rápidamente. El riesgo va desde gripe hasta contraer virus intestinales (causantes de diarreas), sin dejar de lado la varicela, rubeola o sarampión, entre otros males”, señaló el vocero de Neko.

Consideró que las normas de higiene disminuyen en gran porcentaje el riesgo de contagio, respaldando la defensa que brindan las vacunas y el cuidado en el hogar.

“Una medida básica es inculcar el lavado de manos frecuente. Si bien los encargados del colegio deben cumplir las reglas de higiene normales, son los padres quienes tienen derecho de verificar que se cumplan”, remarcó.

Ruiz Semba enfatizó que, por ejemplo, se debe constatar el ambiente térmico y la aireación.

“Debe existir una temperatura constante, a ser posible entre 20 y 22 grados. Con aulas ventiladas, donde se produzcan corrientes de aire. El lugar donde se realice el deporte debe estar especialmente aireado y no expuesto a temperaturas altas o muy frías.”

Cultura de limpieza

Para el especialista es importante que los niños sientan que contribuyen a mantener la limpieza del colegio colocando los desperdicios en las papeleras y ordenando los objetos después de usarlos.

“Cuando se bebe agua debe evitarse el contacto directo con la boca del caño o la fuente, para prevenir infecciones. Debe enseñárseles a los niños que a través de un acto sencillo como lavarse las manos se evitan padecimientos como diarrea, vómito y fiebre, los cuales pueden desencadenar en salmonelosis, gastroenteritis e incluso hepatitis tipo B.”

Advirtió que la falta de higiene provoca, en el caso de infecciones respiratorias, la aparición de cuadros de sinusitis, neumonía o bronconeumonía; y en las de piel puede ocasionar dermatitis e incluso conjuntivitis.

“Un correcto lavado de manos en la población infantil permitiría disminuir el número de casos por infecciones gastrointestinales, ya que el 80 por ciento es ocasionado por la ausencia de este hábito.”

Recordó que al lavarse adecuadamente las manos con agua y jabón se logra reducir la incidencia de infecciones respiratorias en 23 por ciento, entre ellas la neumonía, la cual se constituye en la primera causa de fallecimiento en menores de 5 años.

Sobre los sanitarios precisó que serían los principales focos infecciosos y deben estar adaptados al tamaño de los niños, a fin de que puedan usarlos correctamente.

“Enseñarles a jalar la palanca cada vez que utilicen los sanitarios, usar sólo la cantidad necesaria de papel higiénico y desecharlo en la papelera, a fin de evitar que se atasque en el inodoro. Como son empleados por todos los niños de la escuela, tendrían que extremarse las normas de higiene, y tiene que haber siempre papel, jabón y toallas a disposición de los alumnos”, concluyó.